La Historia De Carlos Y El Caballo Muerto

Un joven llamado Carlos le compró un caballo a un granjero por $1,000 pesos. El granjero acordó entregar el caballo al día siguiente. Al día siguiente, el granjero llegó a la casa de Carlos y le dijo: “Lo siento mucho muchacho, pero me temo que tengo malas noticias: el caballo que compraste murió anoche”.

caballomuerto

Carlos respondió: “Qué lástima, pero así es la vida. ¿Podrías devolverme mis $1,000 pesos?”

El granjero respondió: “No puedo darte tu dinero, porque anoche lo gasté todo en el bar”.

Carlos dijo: “Ok, no te preocupes, entonces tráeme el caballo muerto de todos modos”.

El granjero le preguntó: “¿Y qué piensas hacer con un caballo muerto?”

Carlos dijo: “Lo voy a rifar”.

El granjero le respondió: “¡No puedes rifar un caballo muerto!”

Carlos dijo: “¡Claro que puedo!, sólo mírame y no digas a nadie que está muerto”.

Un mes más tarde, el granjero se reunió con Carlos y le preguntó: “¿Qué pasó con el caballo muerto?”

Carlos le respondió: “Lo rifé, vendí 500 boletos a $50 pesos cada uno, y logré una ganancia de $23,950 pesos”.

El granjero le reparó: “Oye, ¿y nadie se quejó?”

Carlos le dijo: “Sí, sólo la persona que ganó, así que le devolví sus $50 pesos”.

CARLOS CRECIÓ Y AHORA TRABAJA PARA EL GOBIERNO.

vía: Tickld.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s